Mi fujoshi interna: Free – Iwatobi Swim Club (eps 1 al 9)

Sep 05 2013

De los dieciseis a los diecisiete años participe en un club de natación oficial. No era del colegio, no estamos en Japón, pero es (todavia hoy existe) un club regular inscrito en la Federación Venezolana de Natación (en alguna parte tengo el carnet todavía) y participaba en competencias regionales y nacionales. Pero no hay que temer, esto no es una historia de mi talento como nadador ni mis multiples medallas. Siempre fuí de malo a mediocre, y participaba en competencias porque en mi categoria eramos solo 2 o 3 y hacía falta el relleno. Fué así que me apareci en un par de regionales y un nacional, solo por coincidencia. Cuando me fuí a la universidad me aparte de ese mundo, aún cuando muchas veces aproveche la fantastica (y fria) piscina de la Universidad para practicar, por puro placer. Me gusta nadar. En la piscina no me quedo quieto a flotar, voy adelante y atras, bajo el agua. A la final el agua me quita una de mis limitaciones, el sobrepeso, y es relajante. El haberme criado en una isla me quito el miedo al agua, y todavia hoy cuando voy al mar me acuerdo que de alguna manera él y yo tenemos una relación particular, y que lo extraño cuando estoy lejos. Cuando leí la teoria del hombre acuatico me parecio absolutamente coherente, parecemos hechos (en general) para estar y vivir cerca del agua.

Desde la primera escena de Free, el monologo de Haruka sobre como el agua te muerde apenas entras a ella, me enganche perdidamente en este anime. Surgido, Wikipedia dixit, de una light novel, yo me entere primero gracias a que internet se apropio de la imagen de presentación y un comercial de 30 segundos que parecia hecho con el único y exclusivo proposito de vender una nueva serie al público femenino. Entre la marea infinita de moe y colegialas con formas imposibles, vender una serie con chicos nadando (la mejor excusa para que todos los episodios tuvieran una relación carne/ropa baja y crear al stripper más rápido de ese lado de Japón) es algo raro y muy distinto. Obviamente Internet salio corriendo con eso, y obviamente hicieron Free. Con mi curiosidad, y el hecho que ya dentro de mi estaba creciendo esta saturación de moe/ecchi/fanservice, tenia que verlo. Estaba convencido que sería una patetica excusa para fanservice, y es cierto. Pero también es un excelente anime con una trama que me fascina con cada episodio.

Para ser fanservice para mujeres, Free está repleto de los mismos temas que llenan cualquier manga/anime de deportes para hombres. Haruka es el clásico protagonista sociopata monomaniaco, que vive solo para su pasión, el agua. Pasión que lo lleva a usar traje de baño en forma permanente, y que lo ha transformado en el stripper mas veloz de la historia del manga/anime, capaz de saltar fuera de sus pantalones a la más mínima mención de piscina o natación. Con la permanente expresión de “nada me interesa” lo único que más o menos lo hace reaccionar y lo único que lo motiva es darle una oportunidad para nadar. Solo con eso Haruka es felíz, a desprecio de sus compañeros, amigos y/o familiares. Haruka es un nadador natural, un genio que nunca ha querido (ni necesitado) mejorar su rendimiento. Mientras Haruka pueda nadar, todo lo demás es irrelevante. Al participar en el club de natación de Iwatobi cuando era niño, Haruka tuvo la suerte de conseguir tres compañeros que de alguna manera lo toleraban. Rin, Nagisa y Makoto son la única familia de este inadaptado social, su único contacto con la realidad fuera del agua. Makoto y Nagisa son nadadores discretos en sus estilos particulares (espalda Makoto y pecho Nagisa) pero Rin (Mariposa) esta obsesionado también con la natación, sin el talento natural de Haruka. Rin quiere ser nadador Olimpico, y en el episodio 9 se entiende porque, y para ser nadador Olimpico tiene que ser mejor que todos, incluido Haruka. Cuando Rin se da cuenta que no podrá ganarle a Haruka sin importar cuanto esfuerzo ponga, y que para Haruka ser veloz es como respirar, es evidente que la amistad esta destinada al fracaso. Rin se transforma en el “amigo que ahora es tu peor enemigo” y es el conflicto base dentro de Free.

Con una trama así no hay mucho de nuevo, y podría pasar debajo de la mesa. Sin embargo, la animación de las escenas de natación es increible. Se siente cada brazada, como se golpea el agua, como fluye. En mi mente siento el olor al cloro de piscina que tanto recuerdo. En la competencia que sucede entre los episodios 8 y 9 estaba completamente absorto, sentia cada movimiento como si fueran propios. Cada capitulo es una fiesta visual (no por los chicos semidesnudos, a pesar de que tienen una forma admirable) gracias a los ambientes y los colores. Los colores es algo de lo que tengo que escribir, ultimamente me fascinan las paletas de colores llenas de tonos brillantes y variados.

Los personajes también son basados en cliches, Haruka es el heroe indiferente, Rin es el antagonista apasionado, Nagisa es un idiota sin cerebro, Rei es el nuevo inocente. Makoto, lamentablemente, es la novia ignorada. Makoto es uno de los personajes que hace que me sienta mal viendo Free. Esta siempre ahí, es fiel como un perro, siempre ha sido su amigo, siempre lo ha apoyado. Y Haruka no le presta atención para nada. Makoto es el mueble en la entrada de la casa que siempre recibe las llaves y los efectos personales de Haruka sin quejarse, protegiendolo siempre. Mientras a Haruka no le interesaba nadie, estaba bien, me imagino que Makoto aceptaba ser el “cacho” del amor al agua de Haruka. Pero ahora Haruka tiene esos sentimientos por Rin, ese amor nuevo que el mismo Haruka no entiende, y es cruel para Makoto. Ser el que siempre estaba allí y ahora ser despreciado es horrible, y aún así Makoto hace todo lo posible para ser la esposa fiel, la amiga constante (si, lo escribo en femenino porque Makoto es el personaje mas “femeninizado” de Free).

Con todos los personajes masculinos y el foco en ellos, es Gou Matsuoka (ella tiene que aceptar que se llama Gou y no Kou, a pesar de que Haruka haya ganado unos 20 cm en el corazón de Gou al llamarla Kou a la primera) la que más me gusta. Adoro ese personaje con toda mi alma. Es tan sincera, tan abierta, tan independiente. Ella se vuelve parte del club para ayudar a su hermano, porque se da cuenta que Rin extraña a sus viejos compañeros, pero no se queda solo con ser parte, trabaja tan fuerte como los demás para ser parte importante del club, dandoles todo el apoyo que ella puede. Y el hecho que sea una fanatica de los musculos, de los cuerpos esculpidos y que ella lo acepte en forma total es refrescante. Me encanta como las únicas 2 mujeres de esta serie sean diseñadas con tanta “sobriedad” no hay un solo seno gigante, ni panty shot, ni fanservice. El uniforme es increible, y los gestos sutiles de Gou me encantan. Hacía tiempo que no me encantaba tanto un personaje femenino de anime, y solo para ver a Gou seguire viendo Free.

Free – Iwatobi Swim Club es el primer paso para mi en un universo distinto. Siempre he tenido un hueco particular en mis gustos por el shojo, casi siempre por las comedias pero también trabajos mas serios me interesan. El estilo detallista y el foco en las relaciones proveen un contraste necesario para las lineas genericas y las tramas superficiales de la mayor parte de los shonen. El foco en los personajes masculinos hace que pueda concentrarme más en la trama y menos en la distracción de un seno que rebota por allá o una falda que se levanta por aca. Incluso la obvia o sutil presencia de Boys Love no me perturba para nada, y a veces genera situaciones en las que digo “Vamos, besalo ya y terminen con ese problema”. Son los momentos en que me pregunto si mi vejez me ha transformado en una persona más tolerante o simplemente que ya no me importa absolutamente nada. En cualquier caso seguire con Free, sea donde sea que me vaya a llevar.

 

3 responses so far

  1. ¿Y yo por qué no sabía que esto estaba aquí?. ¿Será que en mi mini-depresión porque volví a quedarme sin cupo para estudiar alemán ayer no leí Twitter???.

    Empecé a ver la serie por todas las razones equivocadas, pero llegado este punto tengo que aceptar que estoy enganchada. El tufillo a BL me sigue echando para atrás, pero siento una historia sobre amigos de la infancia y un club escolar, no es tan diferente a lo que pasa en Chihayafuru, por ejemplo. Salvando todas las distancias que existen entre ambas series.

    La animación me fascina, los ojos… yo creo que ahora se gastan el presupuesto de todos los episodios en hacer ojos vivos, reales, brillanes, hermosos, hipnóticos.

    Rin me cae mal. Es “culo veo, culo quiero”. Un día dice que no va a nadar más Haruka y suelta un “mwhahahaahaha” malvado internamente, y al otro, piensa que los demás no son dignos de nadar con él y que otra vez va a competir, porque… qué sería de su vida si no pudiera ganarle a Haru?. Ay, Dios, dos cocotazos le daría yo.

    Nagisa es el comic-relief, me encanta. Es tan inocente y dulce. Igual que Rei con su “utsukushi”. La búsqueda de la belleza y la perfección es tan de los samurai… Y a Haruka no le tengo mucho a precio, sobre todo por ser un personaje tan “anti-parabólico” con su entorno. Nado, luego existo. Pero bueno, gente rara hay en todas partes. Ya acabas de leer en mi blog la confesión sobre “ese” superpoder que tengo. Coff coff.

    Y Makoto, aquí si voy a insertar un suspiro *SUSPIRO*, Makoto es perfecto. Quiero tener niños con Makoto, si Oliver me lo permite. Aunque puede que me lleven presa, porque básicamente les doblo la edad a todos los warichos de la serie. Makoto también me hace doler el corazón, porque es como la eterna novia de pueblo, vestida y alborotada. Es el Taichi de Free! ;____;

    También tengo que aceptar que posiblemente esta es la primera serie que veo creada con la única razón de hacer salivar a las mujeres, sean fujoshi o no. Porque a mi me importa poco si al final todos chupan con la candela para adentro o no, yo los veo así perfectos, con esos músculos delineados y firmes sin ser desagradables, y me pregunto: ¿por qué jamás estudié con unos colirios así?. Jajajajaja. Lo ves?. La adolescencia me llegó tarde.

    Respecto a las chicas, adoro cuando Gou/Kou empieza a bucearse a los tíos. Es fascinante, es zambullirse en la mente de una mujer buza, que existimos y somos así, tal cual. Y sobre todo que respetan un hecho: la serie es para mujeres, así que aquí no hay ninguna fémina despampanante, enseñando tetas ni pantaleras. Gracias a Dios. A-le-luuu-yaaaaaa, hermano. Me sigo preguntando cuál es el misterio con la profesora, ¿será que era modelo del equivalente de Victoria’s Secret en Japón?. XDDDDD

  2. Sobre Makoto podria hacer un post completo. Es el personaje màs interesante y triste de toda la serie. Y ya tiene hijos, el par de escenas con los hermanitos son per-fec-tas para darte a entender que Makoto es una madre amorosa y fiel. Es Haruka el que no entiende, aunque parece que en el 09 medio se da cuenta y esta listo para avanzar.

    No habia concientizado los ojos, pero tienes toda la razòn. Mi teoria es que como no pueden hacerle ojos gigantes porque harian los personajes demasiado femeninos (mas de lo que son) entonces necesitan ser mas proactivos. Tambièn hay que tomar en cuenta que con el tema del agua, los ojos son como espejos de agua y tienen la funciòn de transmitir muchas de las emociones.

    Rin no sabe lo que quiere y se tortura por eso. Eso sucede cuando tomas como propio un sueño ajeno (el de su padre) y no consigues como cumplirlo. El camino al infierno esta pavimentado de buenas intenciones.

    Pero las yukatas del ep 09 son tan lindas, tan lindas. Me fascinan los patrones, son bellisimos. Y la maestra estoy seguro que era modelo de trajes de baño. A menos que haya sido nadadora olimpica o hacia nado sincronizado. Ahi me fregarian.

  3. Siempre he querido un yukata, uno de verdad.
    En 2007 tuve un yukata-wannabe para el 7mo ENAM, el que organizó mi grupo en Cumaná, pero ni las telas ni el largo de las mangas eran técnicamente adecuados, pero se veía bonito.

    Tiene que ser mágico asistir a un festival típicamente japonés vestido así, además que seguramente se siente tan cómodo andar así.

Leave a Reply